11. La Educación en Derechos Humanos para la transformación social: Programas innovativos de organizaciones locales sobre derechos sociales, económicos y culturales

Shulamith Koenig

in: David Barnhizer, ed., Effective Strategies for Protecting Human Rights Prevention and Intervention, Trade and Education (Ashgate Publishing, forthcoming December 2001)

English version of this article

Mi nombre es Shulamith. Shulamith que en hebreo significa: mujer de Jerusalén, mujer de paz. el bíblico jerusalén anteriormente llamado yru’shalem, donde la gente miraba la totalidad como sinónimo de paz - shalom. una mujer de Jerusalén es llamada Shulamith.

Me he referido a mi nombre porque tiene un profundo significado al compromiso que he realizado por promover la educación en derechos humanos a niveles de comunidad en todo el mundo. Habiendo vivido a las faldas del Jaffa, donde mis padres, conjuntamente con una familia árabe eran propietarios de una fábrica metalúrgica, en mi niñez yo solía jugar con los hijos de esta familia, lo cual era muy inusual. Hasta el día de hoy no es normal ver a niños judíos israelíes jugar con árabes israelíes. Me sentía muy mal con esta experiencia pues además todo el tiempo me enseñaron que los judíos éramos "gente escogida". Esto hizo que yo pregunte a mi padre, quien era estudiante talmúdico en ese entonces "¿Y que con mis amigos árabes? "Si", dijo él- tú fuiste elegide para la responsabilidad social- Para "Tikum Olam" ( Reformar el mundo.)

A principio de los años 50, tuve el honor de acompañar a un grupo de jóvenes estudiantes jesuitas a un encuentro con Martín Buber. Uno de los estudiantes, luego de escuchar a este hombre tan genial, dijo tímidamente, "Profesor Buber permítame hacerle una pregunta estúpida.. ¿Cuándo habrá paz en el mundo? . Buber, sonriendo respondió, "hijo, no hay preguntas estúpidas, solo respuestas estúpidas". Permíteme darte una: "Si una mañana, un ser humano (mujer u hombre) dijese de corazón a la primera persona que se encuentre aunque no la conozca ‘buenos días’, esa sería la primera mañana de paz.

 

Aprendizaje holísitico de Derechos Humanos

Existen varios relatos que datan desde hace muchos años y que relacionan mi punto de vista del mundo con los compromisos que he tomado para impulsar, organizar y facilitar el aprendizaje de los derechos humanos de una manera holística y transformadora al nivel de comunidad- dichos relatos deben ser usados como herramientas poderosas de lucha, esperanza reflexión y actuación para que las personas se conviertan en agentes de cambio y obtengan justicia social, igualdad y completa participación, tanto hombres como mujeres en el desarrollo humano, social y económico.

Los relatos bíblicos también fueron muy importantes para nuestra educación in Israel, especialmente "los cuarenta años en el desierto" donde Moisés y Aarón, guiados por el compromiso a "kdushat ha’chayim" – la santidad de la vida de todos los seres humanos-, nombraron jueces y establecieron Cortes a través de las cuales los procesos de litigación enunciaban leyes igualitarias en el espíritu de los Diez Mandamientos y a los relevantes con el diario vivir de las personas. Desgraciadamente, dichas leyes, consideradas en su mayoría machistas-ignoran a la mitad de la humanidad- constituyen todavía la misma historia de creación de una nación que tiene leyes y justicia en el desierto-, que guía a la gente a cambiar de esclavitud a libertad con responsabilidad social. Esta historia se convirtió en mi luz guiadora que iluminó un principio básico: ley sin libertad se convierte en tiranía; libertad sin ley en anarquía; y el balance justo entre ley y libertad es sostenido e impulsado por los derechos humanos que nos permiten romper los ciclos malignos de la humillación.

A mediados de los años 80 cuando vine a vivir en los Estados Unidos, luego de haber sido nombrada "traidora" en Israel por haber promovido la solución bi- estatal en el conflicto Árabe- Israelí, conformé la Organización de la Década de los Pueblos para la Educación en Derechos Humanos, recientemente nombrado PDHRE (Movimiento de los pueblos para la educación el Derechos Humanos.) Yo me comprometí a esta causa para cumplir con la promesa que Israel hizo al mundo pero que lastimosamente hasta ahora no ha sido llevado a cabo.

Estoy convencida de que a través del aprendizaje de los Derechos Humanos como un modo de vida, la gente desarrolla un análisis sistemático, a la vez que se motivan para tomar acciones e insistir en una completa participación para la toma de decisiones que determinan sus vidas. Desde 1988 el PDHRE ha estado estableciendo una educación en derechos humanos transformadora y holistica en más de 60 países y a nivel comunitario. Me enorgullece mucho decir que como parte de este proceso fui nombrada instrumento de las Naciones Unidas para la Declaración de la Década de la Educación en Derechos Humanos para el período 1995-2004.

Estoy convencida de que la ignorancia impuesta constituye por si misma una violación a los derechos humanos y sostengo que el cambio fundamental se podría conseguir solamente si cada ser humano sabría que el o ella son dueños de los derechos humanos, que todos deberían ser educadores, monitores e impulsores de los derechos humanos de generación en generación.

 

Vivir en comunidad con dignida

El PDHRE, para lograr los objetivos planteados en los últimos dos años, ha iniciado un desarrollo histórico: El establecimiento de las "Ciudades de Derechos Humanos" (Human Rights Cities.) Hasta el momento, se pueden citar ya siete ciudades que se han unido a este esfuerzo.

Adicionalmente, el PDHRE se encuentra desarrollando también 4 Instituciones Regionales de Aprendizaje en Derechos Humanos en el Sur de Asia, Asia Pacífico, América Latina, y África. Tomamos esta iniciativa con la guía de Nelson Mandela: "Nosotros necesitamos desarrollar una nueva cultura política basada en los Derechos Humanos". Con éstas Instituciones esperamos contribuir a una vocación: La educación en derechos humanos a través de talleres, seminarios y diálogos. La meta es estimular y capacitar líderes comunitarios y educadores quienes se unirán a nuestro compromiso para influenciar a las generaciones venideras para que asuman un liderazgo político guiado por un contexto holístico de derechos humanos como una ideología política viable para el Siglo 21.

En este contexto, los derechos humanos contienen las guías y el argumento para la responsabilidad social viviendo en comunidad con los otros. Debo enfatizar aquí que no estoy de acuerdo con la perspectiva de división que sea creado entre dos tipos de derechos humanos: derechos individuales y derechos comunitarios. Yo realmente siento que esta absurda separación es una consecuencia de la Guerra Fría, la misma que contribuyó a la declaración de algunos pensamientos del Sur: "¡los derechos humanos promueven los valores occidentales que nos impusieron!". Además, todos los seres humanos en cada cultura son individuales, aunque todos vivamos en comunidad de un u otro tipo. Es este "vivir juntos" en comunidad que los derechos humanos definen, promueven y protegen. La igualdad, discriminación violación y práctica, ocurren para mejorar o empeorar la comunidad en relación con la gente y hacia la gente, horizontal y verticalmente.

Por esta misma razón, y para asegurarnos que los aprendices entiendan a los derechos humanos desde un contexto holistico y también como un modo de vida, debemos hablar de "los derechos humanos a"...., en lugar de "los derechos a"...De acuerdo a mi experiencia, usar la palabras "derechos humanos" en vez de "derechos", lleva a pensar a los estudiantes que los derechos humanos existen desde el origen de toda la humanidad: Tal como lo expresó el Profesor Upendra Baxi: "Los derechos humanos constituyen el derecho de ser humano". Con esta visión, reconocemos que los seres humanos son los hombres, mujeres, jóvenes y niños en su totalidad, y que están provistos con herramientas de justicia, de derechos humanos. Adicionalmente, hablando de "derechos humanos" más que de derechos permite que el aprendiz entienda la indivisibilidad, interrelación e interconexión entre los derechos civiles, económicos, políticos y sociales. El conocimiento ganado por los estudiantes es generalmente seguido por la defensa y la toma de acciones para lograr la equidad de género y para que la justicia económica y social este presente en los cuerpos de gobierno o en sus comunidades "libres de miedo y libres de deseo".

 

Un sistema de valor universal protegido por la ley

Los derechos humanos transmiten un sistema de valor universal protegido por la Ley, En este contexto, es importante señalar que los dos más grandes instrumentos son llamados "Convenciones". En mi opinión, estos son Convenciones con moralidad que defienden un estado supremo para vivir en comunidad, en dignidad con confianza, o si quieren con un amor incondicional.

Todos nosotros estamos conscientes de que los Derechos Humanos reflejan las aspiraciones y esperanzas de toda la humanidad desde su creación. Lo mismo hacen las profecías y la enseñanza en la mayoría de religiones. Lo malo, es que todas las religiones son en su esencia patriarcales, lo cual nos lleva a pensar que los derechos humanos se esfuerzan para cambiar la visión de que las mujeres o grupos marginados son los grupos "olvidados". Debería, entonces estar entendido que los derechos humanos de ninguna manera niegan la religión sino que simplemente le dan una connotación más amplia y rica a través del reconocimiento de las mujeres, los excluidos y los "otros" subordinados como miembros iguales de la humanidad.

Durante los últimos 50 años, la lucha de las personas por la justicia social y económica estimulan y fortalecen el desarrollo de las leyes internacionales de derechos humanos. Esto incluyendo también a las mujeres quienes han luchado por eliminar la discriminación. Estas mujeres han insistido también en su derecho a la participación igualitaria para la toma de decisiones que determinen sus vidas; la defensa para cambiar las condiciones dolorosas en las cuales los niños crecen, la interminable y vergonzosa discriminación y racismo existente en todo el mundo; así como los actos criminales de tortura. Todos estos casos han sido cuidadosamente tratados y detallados en varias Convenciones las cuales se reflejan en el espíritu de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y sus dos Convenciones.

Las declaraciones de los derechos humanos no siempre son perfectas. Generalmente, no son lo suficientemente bien detalladas, mas bien, son perfectas en su llamado de justicia para un mundo guiado por derechos humanos. Aunque a partir de ahora no se adhieran más Convenciones o Resoluciones a este bien diseñado cuerpo de leyes internacionales y más bien solo nos ocupemos de la implementación de los derechos humanos como leyes a cumplir;: si desde ahora pidiéramos que -nuestros gobiernos cumplan con todos los compromisos que han hecho y las obligaciones que se han tomado en el plano internacional-, nos aproximaríamos a la obtención de un mundo perfecto.

Para lograr este sueño es nuestra responsabilidad, primero, tomar acciones para que toda la gente conozca los derechos humanos y los junten para "recordar" a los gobiernos, y si fuere necesario avergonzarlos si no los cumplen para que así, sean realmente responsables de los "Planes de Acción" que han firmado y que se han comprometido, de igual manera, respeten las Convenciones y Tratados que han ratificado y tomen una obligación clara de los derechos humanos para convertirlos en leyes de la tierra.

Lo que resulta trágico a mi vista es que la gente que lucha por aquellas personas a quienes sus derechos han sido negados, siendo victimas de opresión, empobrecimiento y dolor, no saben que el sistema de los derechos humanos ha sido creado para aliviarlos, peor aun no saben que existen y no entienden el poder y significado de éstos en sus vidas.

Con la esperanza de cambiar esta desafortunada y triste situación, nosotros nos hemos comprometido a desarrollar un movimiento para la educación en derechos humanos. En esencia, la educación en derechos humanos es la esperanza y aprendizaje de la justicia. Esto tiene que ver con la gente que transforme sistemas donde las diferencias sean compromisos hacia sistemas donde las diferencias y la diversidad puedan traer alegría y riqueza a nuestras vidas. En su mayoría, la educación en derechos humanos es una educación política que lidera a la gente a ser parte activa de su propio desarrollo económico y social.

 

Conectando los Derechos Humanos con la vida de las personas

La educación en derechos humanos no debe ser teórica, pero sí relevante al diario vivir de las personas. La gente aprende de sus propios cuentos para conceptualizar los derechos humanos y trabajar para su cumplimiento. Solamente así nos podemos convertir en agentes de cambio.

En los talleres organizados por nosotros, pedimos a la gente que definan derechos humanos. Todos ellos dicen que está escrito en largas hojas de papel y colgados en paredes. Los resultados son sorprendentes cuando ellos reinventan a su manera la Declaración Universal de Derechos Humanos. Sus palabras son ciertamente mejores y menos abstractas. A través de actuaciones teatrales ellos visualizan mejor la relación entre hombre – mujer y se avergüenzan cuando se dan cuenta de como a veces participan directa o indirectamente en fortalecer sistemas a favor de sectores privilegiados y contra los no privilegiados. Cuando trabajamos con los niños y hablamos acerca de la educación en derechos humanos, primero hacemos referencia al hecho de que al tener una escuela a donde ellos puedan ir, su derecho humano se está cumpliendo, pero que si ellos no tienen suficientes libros o el techo de su escuela está goteando, esto constituye ya una violación a su derecho humano que debe ser corregido.

Tratamos siempre primero de discutir el cumplimiento de los derechos humanos seguido del análisis de las violaciones de los mismos, no solo los luchadores de la libertad en prisión por culpa de sus gobiernos son prisioneros políticos sino también son aquellos quienes viven en una degradación económica; por ejemplo "prisioneros de un mal manejo económico y político y de decisiones destructivas".

 

Talleres del PDHRE en derechos humanos

Permítanme compartirles algunas pequeñas historias acerca de la educación en Derechos Humanos. La metodología más destacada está diseñada con las bases de enseñanza del famoso brasilero Paulo Freire y su Pedagogía del Oprimido donde la gente aprende qué acciones deben ser tomadas para transformar sus vidas y la vida en sus comunidades desde sus propios relatos de opresión y lucha.

A.- Costa Rica

En un taller que realizamos en Costa Rica, se presentó a las mujeres el concepto fundamental de los derechos humanos para que protejan e impulsen sus derechos e insistan en la dignidad de los otros. Luego de esto, pedimos a cada una de las mujeres compartan con el grupo sus experiencias de las violaciones de derechos humanos, así como las realizaciones que hayan experimentado en sus vidas. Una mujer de 53 años dijo, "Primero quiero hablar sobre la violación. Cuando tenía 13 años, fui obligada a casarme con el hombre que me violó". Ustedes deben saber que en algunos países latinoamericanos si el hombre se compromete a casarse con la mujer que él violó, se le exonera toda pena. Ella continuó: "Ahora tengo 53 años y apenas acabo la escuela. Ahora, en cambio estoy gozando de mis derechos humanos". En estas dos oraciones, ella analizó su vida con un contexto de derechos humanos. Supimos enseguida que ella había aprendido a analizar su vida desde una perspectiva de derechos humanos y que ella lo continuará haciendo por el resto de su vida, incluso enseñará a sus nietos lo que ella ha aprendido.

Para introducir la visión holística de los derechos humanos, nosotros discutimos en nuestros talleres el Art. 30 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), estableciendo en nuestras propias palabras este importante mensaje: Ningún derecho humano debe ser usado par justificar la violación de otro. Entonces, la gente empieza a identificar que los derechos humanos de los otros podrían convertirse en conflicto para sus propios derechos. Cuando ellos preguntaron ¿Cómo estos conflictos pueden ser resueltos? ", Nosotros respondimos "todos los conflictos deben ser resueltos desde un contexto de derechos humanos".

 

B.- África del Sur

A las afueras de Durban, en África del Sur, nosotros invitamos a 10 familias de la Comunidad de Zulu, 10 hombres, 10 mujeres y a sus niños con el objetivo de que nos ayuden a aprender como introducir los derechos humanos en sus comunidades. Primeramente, mi colega (activista local de la comunidad y quien ha sido capacitada por el PDHRE) y mi persona llevamos acabo una discusión acerca de dignidad y de cómo la nueva democracia está causando un efecto en sus vidas. Luego de esto, pedí a los 10 hombres que salieran fuera del aula y los llevé hacia una calle, les pedí que se quedaran ahí trayendo a su "memoria" a los policías blancos quienes solían venir a su ciudad. Les pregunté, entonces, ¿Cuáles habían sido las violaciones de derechos humanos que se habían cometido contra ellos por los blancos?. Definimos juntos las violaciones que se habían cometido en contra de ellos debido al color de su piel y enseguida proseguimos a escribirlos en grandes hojas de papel. "Ahora" dije, "cuando el Apartheid se terminó, ¿Qué tipo de relaciones quisieran tener los blancos que vienen a sus comunidades? " En este punto, estuvimos definiendo las esperanzas expresadas en términos de la realización de los derechos humanos y continuamos escribiéndolos en las hojas de papel.

Cuando regresamos al aula donde las mujeres y los niños estaban aprendiendo cómo los derechos humanos se relacionan con su vida, pegamos las hojas de papel en la pared de manera que no puedan ser vistas todavía. Pedí a los niños que fueran con mi colega a otra aula para discutir sobre cómo los derechos humanos ayudan a enriquecer y a asegurar su vida. Luego, pedí a los hombres que se sentaran a un lado del aula y a las mujeres que se sentaran al otro lado, frente a ellos. Pedí a las mujeres que digan a los hombres las violaciones de derechos humanos que ellas sufren por el hecho de ser mujeres y les pregunté ¿Cuáles son los derechos humanos que ellas quieren cumplir en la relación con los hombres?. Las mujeres empezaron a hablar una por una y se empezaron a llenar hojas de papel con sus intervenciones de lucha y esperanza, todas hablaban con un lenguaje de derechos humanos. La vergüenza en los hombres era obvia. El dolor de las mujeres era tan grande como el de los hombres. También las esperanzas de las mujeres para el cumplimiento de sus derechos eran muy similares a las de los hombres. La perspectiva de los hombres entonces había mejorado cuando pedimos a los hombres que mostraran a las mujeres lo que ellos habían escrito en sus hojas de papel, fue una experiencia muy entretenida para ellos incluso se reían de todo lo que habían escrito. Es más, los hombres de poderlo, se hubieran vuelto invisibles. La belleza y poder de esta lección es que nada mas allá tiene que ser dicho por nosotros a los hombres, ellos ya habían dicho todo lo que era necesario. Todo estaba escrito en las hojas pegadas en la pared.

Luego pedimos a los niños que nos acompañaran y les hicimos la misma pregunta pero con respecto a la relación con sus padres. Sus padres reconocieron sus propias voces en los relatos de los chicos, escuchando sus deseos de respeto, igualdad y compañerismo con dignidad.

Era obvio para todos los participantes que los ciclos malignos de humillación pueden ser rotos si es que ellos conocen los derechos humanos e incluso si guían a otros para que pidan igualdad y se elimine la discriminación. Alguien dijo que los derechos humanos constituían todo lo que ellos habían esperado. Otros hablaban de confianza y de ser humanos los unos con los otros, tanto hombres como mujeres.

 

C.- Senegal

La práctica de la Mutilación Genital Femenina (MGF) constituye una gran violación de los derechos humanos. Aquellos que han dejado de realizar esta práctica y con mucho trabajo no han llegado a tener resultados significativos. Sin embargo, TOSTAN, una organización de base ha venido trabajando sobre esto por algunos años en varias ciudades con el objetivo de introducirles temas como democracia, alfabetismo, salud, participación y derechos humanos. En 1997, se logro un avance como resultado de la educación en derechos humanos.

Conocí a Molly Melching, la Directora de TOSTAN en Alemania en una conferencia sobre educación adulta y donde ella participó en un taller organizado por el PDHRE sobre educación en derechos humanos para la transformación social. Ella estuvo muy contenta por nuestro acercamiento a su realidad y compartió conmigo algunas historias increíbles afirmando claramente que cuando la gente desarrolla un sentido de propiedad de derechos humanos puede ocurrir un verdadero cambio y significativo. Esta es su historia:

"En Julio de 1997, una mujer de Malicounda, Bambara había ya decidido en su mente. Ellas jamás realizarán otra vez la practica de la mutilación genital femenina en las niñas de la ciudad. ¿Cómo un grupo de mujeres africanas provenientes de un grupo étnico el cual ha realizado esta practica de la mutilación por miles de años tuvo el coraje de decir "no más" a esta tan establecida tradición? ¿Cómo ellas convencieron a otros miembros de la comunidad, particularmente al hombre y a las mujeres adultas de cómo luchar por preservar las tradiciones Bambaras? Las mujeres en Malicunda empezaron a cambiar como un resultado de su participación en el TOSTAN/UNICEF Gobierno de Senegal – Programa de Educación Básica en lenguaje nacional. Ellas empezaron a pensar y a hablar sobre cosas que nunca habían hablado antes, cosas que habían sido siempre un "taboo".

En el módulo 2 ellas aprendieron acerca de la germinación y expansión de la enfermedad y estudiaron acerca de derechos humanos en el módulo sobre salud de la mujer, particularmente el derecho a la salud. Es más, el programa les dio confianza para que ellas puedan cambiar cosas si lo quisieran. Aprendieron que los derechos humanos implican la libertad de cada mujer para decidir por ella mismo y lo que haga con su cuerpo: también aprendieron sobre el derecho a preservar su cuerpo sin mutilación o cambios- ellas hablaron con sus esposos quienes entendieron sus preocupaciones. Con el apoyo de sus esposos ellas crearon una obra teatral sobre Derechos humanos incluyendo los peligros de la circuncisión femenina. Fueron a todos los barrios e invitaron a la partera de la pueblo a estas sesiones y ella también fue convencida.

Luego de algunos meses, la mujer de Malicounda había estado de acuerdo parar con las ceremonias durante este año y por siempre. Una mujer anciana dijo lo siguiente en la reunión " Nosotros las mujeres ancianas fuimos aquellas que aseveraban que las niñas deben ser circuncidadas"! Pero en esta clase yo aprendí acerca de los derechos humanos universales. ¿Sabían ustedes que cada hombre y cada mujer tienen el derecho de casarse y vivir sus vidas de acuerdo a sus propias creencias? Me di cuenta que no podría imponer mi fuerza sobre mis niñas y nietas"

El dirigente del pueblo quien estaba en la discusión dijo "Yo no soy un miembro de esta clase pero apoyo completamente a la decisión de la mujer..." la mujer afirmó: ¡ hemos tomado la decisión! Vamos a terminar con la circuncisión genital en Malicounda. Estamos conscientes que podemos hacer una diferencia en el mundo. Si nuestra cultura viola nuestros derechos humanos, queremos una cultura en derechos humanos".

Supe también por medio de Molly que la televisión francesa vino a entrevistar a la gente en el pueblo. Una pequeña niña estaba corriendo frente de las cámaras. Su madre le dijo Sensen, Sensen ven acá. ¿Qué significa Sensen? Preguntó el camarógrafo "Derechos Humanos" respondió su madre con orgullo " ¿Por qué la llamas derechos humanos? Preguntó nuevamente el camarógrafo. "Porque ella es la primera niña en el pueblo que no fue circuncidada" respondió su madre. Tanto hombres como mujeres declararon un fin a la circuncisión genital femenina frente a la cámara, citando el lenguaje de los derechos humanos.

Satisfacción acompañó su reconocimiento por parte de la comunidad internacional quienes estaban de acuerdo con lo que ellos creían que era decente y correcto. Estos son normas y estándares que ellos ahora aceptaron como propios. Fueron las mismas mujeres en el pueblo de Malikounda quienes luego pidieron a sus maridos un pedazo de terreno para sembrar vegetales. Ellas dijeron a sus maridos: " La tierra es un derecho humano" y enseguida obtuvieron su pedazo de tierra para producir.’

Mientras escuchaba a Molly estaba convencida otra vez, como era evidente para mí a lo largo de mi trabajo y que los hombres deben comprender: para proteger sus propios derechos humanos, ellos deben proteger los derechos humanos de las mujeres. Yo creo que cuando la gente interioriza la noción de que los derechos humanos pertenecen a todos, esto provee un terreno seguro de negociación.... como la única manera de relacionarse con otras personas.

Sugerí a Molly que considere la introducción de una contexto holístico de derechos humanos a lo largo de todos sus módulos. Por petición de Molly, a pocos días de mi regreso enviamos a Senegal referencias sobre compromisos y obligaciones referentes a temas de salud y mujer. Esta fue nuestra primera pequeña contribución. Es con esta experiencia de TOSTAN que el PDHRE junto con Molly se motivó para la creación de las ciudades en Derecho Humanos y apoyar al desarrollo de diez ciudades de derechos humanos el cual está ahora cumpliendo su tercer año. Visité la ciudad varias veces y de esta manera me junté con mi colega Kathleen Modrowski en un entrenamiento holístico para capacitadores de barrios vecinos de la ciudad en derechos humanos.

Supe en mi corazón que la gente de alrededor de todo el mundo podría hacer elecciones correctas si ellos aprenden a relacionar los derechos humanos en sus vidas. Me gusta describir la reacción y acción que la gente toma después de aprender que ellos y todos las personas son dueños de los derechos humanos como un poder que guía hacia los derechos humanos.

Las ciudades de derechos humanos

Las ciudades de Derechos humanos, ya han sido iniciadas y son desarrolladas por nosotros con la ayuda de nuestros colegas de todo el mundo. La meta a alcanzar es precisamente usar éstas experiencias para crear y asegurar un efecto multiplicador en grandes comunidades. Por ejemplo, Las ciudades de derechos humanos y los Institutos para el aprendizaje de los derechos humanos constituyen centros donde los alumnos trabajarán para proliferar el desarrollo de este tipo de ciudades de derechos humanos.

Puedo mencionar que siete ciudades ya son pioneras del desarrollo de las ciudades de derechos humanos a través de la educación masiva en derechos humanos. Estas ciudades son: Rosario-Argentina (con una población de 1’000.000 y el programa ya está en su tercer año): Nagpur-India, (Pop. 2’800.000 habitantes, el programa: segundo año) y se han denominado ellos mismos una ciudad sensible de derechos humanos. También Senegal, (pop 300.000, incluyendo 10 pueblos en derechos humanos y el programa ya esta corriendo en su segundo año) Kaiti, Mali (población 50.000 y el programa se inauguró el 10 Diciembre de 2000); Dinajpur – Bangladesh (población de 100.000 habitantes y esta próximo a inaugurarse); Graz, Austria fue declarada ciudad de derechos humanos por votación del Consejo de la Ciudad, esta ciudad constituye la primera en Europa; y finalmente, pronto a ser escogida será una Ciudad Indígena en derechos humanos en Filipinas.

La Institución Regional Africana fue establecida en Bamako, Mali en Noviembre del año 2000. La Institución Asiática del Sur fue inaugurada en Agosto del 2001 en Mumbai, India. Los planes se orientan ahora hacia el establecimiento de la Institución Regional de América Latina, en Rosario, Argentina y en Manila, Filipinas hacia finales del año 2001. Desde su comienzo, éstas instituciones realizan una extensa y profunda investigación y desarrollo del currículum con sus futuros profesores; así como también a la adaptación de los materiales necesarios en idiomas locales y enfocados a las preocupaciones regionales. De ahí, estas Instituciones realizarán seminarios de seis semanas donde se incluirá un profundo entrenamiento a los capacitadores, para el desarrollo de metodologías y estrategias a ser utilizadas, así como la construcción de la capacidad para el implemento de programas de educación para la transformación económica y social.

Los alumnos participarán en estudios intensivos de derechos humanos, economía política, sociología y desarrollo de la comunidad. La condición para su participación incluirá la toma del compromiso de desarrollar la educación en derechos humanos en sus países y la colaboración para alcanzar los resultados que jamás se haya visto para constituir una nueva cultura política basado en derechos humanos.

En una ciudad de derechos humanos, un proceso es fijado por los ciudadanos para examinar las leyes, las políticas y recursos de desarrollo y las diversas relaciones de su ciudad, horizontal y verticalmente. Argentina, Senegal, Mali, Banglasdesh, India y Austria, donde las ciudades de derechos humanos se están desarrollando, han ratificado la mayoría de Convenciones con muy pocas reservaciones. Lastimosamente, la mayoría de las personas que viven en éstas ciudades no tienen ni una vaga idea de cuáles son las obligaciones que tienen sus gobiernos al ratificar los tratados y de como harían una diferencia a sus vidas, la vida de la comunidad y la de las futuras generaciones si fueren implementados. Entonces, es deber de todos los ciudadanos de esas ciudades el aprender y examinar las leyes y la política, hacer un monitoreo periódico y tomar acciones para que su sistema judicial cumpla con sus obligaciones en un contexto de derechos humanos. Como parte de este proceso fue creado un centro de documentación para focalizar las realizaciones y violaciones de derechos humanos en la ciudad, las cuales de ahí informan las acciones a tomar, piden cambios a las leyes y las políticas y desarrollan presupuestos alternativos para la ciudad..

En cada ciudad, una persona puede encontrar grupos con los que pueda unirse para luchar por la mejoría del cuidado de la salud, el sistema educacional, la repartición de agua limpia, etc. El presupuesto alternativo viene a reemplazar actividades de un grupo u otro, pues consolida y unifica acciones a través del cabildeo para un presupuesto que cumpla con las necesidades de las personas en cuanto a sus derechos humanos.

Nuestra organización cree que ésta es la mejor manera de participar en la sociedad, contribuyendo al entendimiento de las personas el ¿por qué los derechos humanos sociales, económicos y culturales no pueden ser cumplidos progresivamente?. Este proceso hace que la gente se convierta en aliados responsables para el desarrollo de su ciudad y en poco y largo tiempo, repartidores de fondos para su desarrollo.

Por último pero no por menos importante, es la creación de "relaciones". Esta construcción de relaciones manifiesta por si misma un cambio de actitudes hacia una libertad de religión, el comportamiento del policía en la comunidad, y una mejor aceptación de grupos marginados, para mencionar algunos. Grupos, así como individuos u otros aventureros quienes trabajan para crear una atmósfera de comunicación que transforme los miedos, la xenofobia y la homofobia.

En una visita que realicé a Rosario, Argentina, tuve una reunión con el Director de la Academia de Policía donde mujeres y hombres policías estaban asistiendo a un taller de derechos humanos aprendiendo tanto sus derechos humanos como los derechos de los otros al momento de ser policías. Con mucha satisfacción del resultado tan evidente en las actitudes de los policías, el Director dijo: "Estos talleres me enseñaron que no hay otra opción sino la de derechos humanos". Luego de esta experiencia en el mismo año compartí este hecho con el Gobernador de Thies, Senegal. Su respuesta fue " Pondré estas declaraciones en mi oficina y en toda la ciudad". Estas actividades y acciones que están tomando lugar en cada una de las Ciudades de derechos humanos pueden ser encontradas en nuestra Hoja Web: http://www.pdhre.org.

Hay mucho que compartir parta la promover la educación en derechos humanos, como un imperativo para hombres y mujeres que promuevan y aseguren la sustentabilidad de los derechos humanos, desarrollo económico y justicia social. Sin embargo, si el aprendizaje de los derechos humanos no resulta de un análisis sistemático y de acciones viables por nosotros los educadores seremos vistos simplemente como eso, no como personas que están haciendo una diferencia en el mundo real.

Para lograr esta diferencia a través de la educación en derechos humanos en situaciones de pos guerra, donde se hayan cometido serias violaciones de derechos humanos en varios países, ninguna negociación debe incluir una declaración clara acerca de dignidad en los dos lados que participaron en el conflicto; mas bien esta declaración debe ser usada para tomar guías que resuelvan las futuras diferencias, antes de ellas desemboquen en otro conflicto armado. Las guerras constituyen una parte terrible de la experiencia humana. Es nuestro deseo que a través del compartimiento de la visión de los derechos humanos activa y proactivamente, tal como se refleja en la ley internacional, podamos tomar el primer paso para negociar con los conflictos de una manera diferente.

 

Conclusión

Para recapitular lo que la educación en derechos humanos representa para la transformación social, repetiré nuevamente: Es una educación política que se sostiene con una misión espiritual. Es reconocido que las raíces de todas las violaciones de derechos humanos en todas las sociedades se dan por la ausencia de igualdad entre el hombre y la mujer y por la no- discriminación. Tal vez suene muy simplista, lo cual me enorgullece a mí serlo cuando afirmo que, tanto los hombre como las mujeres nacidos y criados en un sistema Patriarcal, toman por seguro que es "normal" y "humano" para algunas personas ser más privilegiados que otros, y que algunos gocen de poder y prohíban la igualdad para los otros. En resumen, ellos terminan aceptando injusticia como justicia. Mas aún, la gente está lista para intercambiar igualdad por sobrevivencia. Aprender derechos humanos como una manera holística de vivir con los otros en condiciones de igualdad y la falta de discriminación es el primer paso a tomar para lograr un cambio del sistema que defiende inherentemente la discriminación y que lidera la opresión y las grandes violaciones de derechos humanos.

Para terminar con este largo discurso que argumenta los imperantes del aprendizaje en derechos humanos, me gustaría compartirles dos experiencias: La una con 300 niños en Rosario Argentina, y la segunda en una ciudad en Tamil Nadu, India.

En Rosario, en un taller pedí a un niño y a una niña que finjan ser "carros en una una calle". Luego pedí a otro niño y niña que sean los "peatones en un cruce de calle". Yo les dije, cuando yo diga ¡Vayan! Todos van hacia adelante - ¡Vayan! Grité. Ellos se movieron vigorosamente, los unos contra los otros, cayéndose y haciéndose daño: mientras tanto, los otros niños aplaudían y se reían. "¿Que paso?", Pregunté.. " Tu no nos dijiste que miremos la luz roja y verde" " ¿Y cual fue el resultado?" Yo pregunté "Todos ellos fueron heridos y tal vez hasta podían morir" respondieron. " ¿Importó que el conductor haya sido niño o niña?" Dije, "NO-NO todos gritaron. Entonces, "¿Por qué necesitamos de regulaciones para el tráfico?" Pregunté " Porque necesitamos saber cuando seguir y cuando parar y así no nos haremos daño" dijo una de las niñas presentes. "Por esto, nosotros necesitamos de leyes" dije "estas leyes son llamadas derechos humanos, las mismas que nos permiten mover de un lado a otro sin que seamos heridos o sin que lastimemos a otros".

Luego les pedí que traten de decir cuáles son los derechos humanos que necesitamos luego de que ocurra este tipo de accidentes para evitar ser afectados. Obtuve respuestas impresionantes. Aquí algunas de ellas: "Necesitamos hospitales para llevar a la gente que está herida" Necesitamos una casa para llegar cuando estemos cansados o cuando empiece a llover", " Necesitamos medicinas y comida para mejorarnos cuando estemos enfermos". "Nuestros padres necesitan trabajar para que puedan construirnos una casa y comprarnos comida", "Necesitamos educación para que podamos leer lo que dicen las señales de tránsito" "No importa si eres niño o niña, todos somos iguales". Etc., etc. Ellos concisamente enumeraron sus deseos para moverse en el mundo sin ser heridos. Crearon un contexto de derechos humanos de una manera holística y también fueron capaces de llegar a un entendimiento de las necesidades de las leyes de derechos humanos para proteger sus vidas y que les permita moverse en el mundo como iguales antes todos

En un pueblo fuera de Chennai (en Madras- India), un grupo de 50 mujeres y hombres me dieron una hermosa bienvenida con flores, en una aula muy pequeña. Yo no hablé mucho y más bien escuché lo que ellos sabían sobre derechos humanos, del sistema castizo en India, y de cuáles eran sus esperanzas para una transformación social y económica.. El hecho que más urgía según ellos era la buena educación en el pueblo, para terminar con el ciclo maligno de humillación en el cual todos estaban atrapados. Ellos hablaron también de los esfuerzos que su gobierno y Estado habían puesto a través del acta de la "discriminación positiva" que se había decretado para suplir las necesidades educacionales de la gente de Dali. Sin embargo, ellos sintieron que no fueron consultados y que el proceso es malo.

En un momento preciso, tuve una inteligente idea y les dije: " ¿ Cuántas personas viven aquí?" Y me respondieron: "Mil". Luego pregunté si sería posible para cada persona del pueblo, joven o viejo contribuir tan solo con una Rupia (moneda de la India) diaria con el propósito de mejorar sus facilidades educacionales y para emplear a mejores profesores. La respuesta unánime fue "SÍ". Enseguida calculamos y nos dimos cuenta que en un año ellos tendrían ¡360.000 Rupias!. " ¿Podría esto ayudar?" Pregunté y sugerí: "Ustedes pueden pedir ayuda a las autoridades locales para co-financiar este esfuerzo". Estuvo acompañándonos en el aula un Abogado de la zona quien se presentó a toda la comunidad y les ofreció toda su ayuda para lograr este propósito. Antes de irnos cantamos todos juntos: "Queremos gozar de nuestros derechos humanos" Queremos educación para nuestros hijos".

La siguiente mañana, una delegación vino a Chennai a vernos a la oficina de mi amigo sin previo aviso para pedirnos que incorporemos una asociación del pueblo para empezar con este esfuerzo. Además, ellos le dijeron que quieren incluir a 50 pueblos más en la labor de recolectar una Rupia diaria para ayudar a una mejor educación y cuidado de la salud para todos estos pueblos.

Debo enfatizar que durante la hora que estuvimos en reunión hablamos con los representantes del pueblo acerca del sistema patriarca y de la doble discriminación que sufren las mujeres de Dalí en sus propias comunidades. Hablamos también de la posibilidad de que todos se unieran para superar esta discriminación y lograr también la obtención y goce de los derechos que los hombres de la zona pueden lograr. Esto fue generosamente aceptado e incluso se hicieron comentarios muy interesantes acerca de igualdad, la dificultad de ser un hombre en Dalí y el hecho de las "diferencias" entre hombres y mujeres en general.

Espero que haya sido capaz de argumentar satisfactoriamente la importancia de la educación en derechos humanos para una transformación social y económica. Si aquellos que leyeron este capítulo se unieran activamente a este movimiento, yo personalmente creo que podríamos hacer una diferencia para ser instrumentos de lucha para cambiar el mundo. Constituye por seguro una violación en gran dimensión si las mujeres, los hombres, jóvenes y niños alrededor del mundo no saben el significado de los derechos humanos en sus vidas.

Yo sé que como expertos de derechos humanos, de ley humanitaria y como activistas, debemos tratar de erradicar los síntomas de violencia, odio y carencia debido a las horrendas situaciones que se presentan. Además, ¡ las violaciones de derechos humanos deben parar ahora!. Sin embargo, trabajando sólo con los síntomas sólo creamos solidaridad, lo que debemos hacer también es adherir a nuestro trabajo un profundo análisis e inspección para crear un verdadero cambio social. Esta inspección debe tomar lugar entre la gente para que no sean solo víctimas de violaciones pero más bien se conviertan en peticionarios activos de sus derechos humanos. Los derechos humanos fueron declarados por y para la gente. En esta tarea, debemos traer a simetría el entendimiento de los derechos humanos, sociales, culturales y económicos con los derechos civiles y políticos. Es importante repetir: Ahora es el tiempo indicado porque todos estamos de acuerdo en que la gente que vive en terrible pobreza son prisioneros políticos, y los niños que tienen hambre están en hilera de muerte.

Yo solicito a los expertos, estudiantes académicos y a los defensores de derechos humanos que al tiempo que continúan realizando su trabajo tan valedero, hagan también compromisos para entregar varias semanas del año a vivir en comunidad con los pueblos del "Sur" para que faciliten el aprendizaje de los derechos humanos con las comunidades más necesitadas. Los derechos humanos constituyen la orilla de los ríos en los cuales la vida puede flotar con dignidad y libertad. Como dijo un sabio judío: "Las necesidades materiales de mis vecinos constituyen mis necesidades espirituales.

 

Notas:

© Shulamith Koenig y Compañía Publicista Ashgate, 2001.

Shulamith Koenig es la Directora Ejecutiva del PDHRE.

 

Translation / Traducción: Paulina Lopez

 

 

English version of this article | PDHRE Pagina Principal